La intemperie de la imagen

“Cuando una persona se encuentra a la intemperie realmente se encuentra expuesto, sin ningún tipo de protección, tanto a inclemencias como a clemencias”. Con esta visión y planteamiento, Marta Galindo presenta sus obras en La Puerta Gótica, la sala de arte del C.M. Belagua, con su exposición llamada La intemperie de la imagen, que estará presente hasta el 15 de febrero. “Cuando una persona está en la intemperie de la imagen está expuesta a ese material, a la materialidad de la obra y la pintura de una manera directa, sin ningún tipo de intermediarios”, señala la artista.

En un mundo en el que estamos excesivamente saturados de imágenes a través de las pantallas, es necesario general una cultura visual que eduque la mirada, que le otorgue un cierto nivel para comprender las imágenes. Y para lograr esto, según la artista, la pintura juega un papel fundamental: “La lectura que la pintura ofrece es material, tiene peso. Es una realidad. En la pantalla del móvil pasas rápido, se vuelan las imágenes, y el tiempo que le dedicas a observar, a estudiar, a analizar y a sentir es mínimo”.  Galindo habla de un mundo en el que muchas cuestiones de importancia pasan desapercibidas si no se les presta atención: “La mayoría de mis obras son motivos que a mí –por una razón o por otro– me llaman la atención. No necesariamente por algo explícito, pero captan de alguna manera mi atención. Y esas minucias, que por lo general se pasan por alto en la vida normal, si prestas un poco de atención y tienes un mínimo de curiosidad, te das cuenta de que merecen la pena ser investigadas”.

Marta Galindo (1993) es graduada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, con una estancia en De Montfort University, Leicester (Inglaterra). En 2017 se le concedió la Beca para jóvenes creadores de la Fundación Antonio Gala (Córdoba). Actualmente reside en Madrid y realiza el Máster de Investigación Artística y Creación en la Universidad Complutense. Ha participado en exposiciones como Frontera Sensible (MAD Antequera, 2017) o Flashes (La Carolina, 2016). También ha sido seleccionada como finalista en el Certamen Nacional de Artes Plásticas del CICUS (Sevilla, 2016) y premiada en el Certamen Nacional de Arte Contemporáneo de Utrera (Sevilla, 2016).