Lazos entre España y Japón

En otoño pasado estuvo en nuestro colegio mayor Hosoda Haruko, profesora asociada en la Facultad de Comercio de la Universidad Nihon, en Japón. Vino a Pamplona para impartir una conferencia sobre la espiritualidad de Europa, un tema ciertamente interesante sobre todo por la perspectiva adoptada, procedente de una intelectual oriental.

Por este motivo, pudo acercarse hasta Belagua para compartir unos minutos de charla con los colegiales. Sus impresiones, tanto de la visita a la Universidad como al colegio mayor quedaron recogidas en este artículo publicado por ella misma en www.nippon.com, una web informativa especializada en la actualidad, sociedad e historia japonesa.

Aquí os dejamos el enlace para que disfrutéis de su lectura.

También publicamos un extracto de dicho artículo en el que se detallan las impresiones de la autora de la Universidad y de nuestro colegio mayor:

“La Universidad de Navarra, incluyendo la facultad de medicina, es por otra parte una institución católica fundada por el Opus Dei -con una arquitectura moderna y funcional-, cuya escuela de negocios en particular es altamente valorada en todo el mundo. Esta misma escuela ocupó el 5.º puesto en el ránking mundial de la revista Economist en 2014. ¿Será porque compaginan el cultivo del espíritu con el cultivo de una mentalidad empresarial?

En la noche se me brindó la oportunidad de ofrecer una charla en torno a Japón dirigida a los 70 estudiantes en la residencia masculina de esa misma universidad. Una residencia cuyo aspecto exterior es el de un pequeño palacete medieval. Dicho sea de paso, el almuerzo al que fui invitada se desarrolló en el comedor del profesorado, un espacio tranquilo de estilo antiguo, y la comida por supuesto también fue tradicional española. El edificio de esta universidad no traiciona las expectativas de los visitantes, pues ofrece desde el exterior la “imagen de España” con sus elementos tradicionales, poniendo al mismo tiempo énfasis en el aprovechamiento eficiente de los espacios, una combinación muy acertada para mi gusto.

Entre las preguntas de los estudiantes hubo de todo, desde cuestiones sobre los deportistas japoneses, ya que por aquel entonces el tenista Nishikori Kei había adquirido fama (en España además de los futbolistas, son famosos otros deportistas como el tenista Rafael Nadal, golfistas, etc.), hasta sobre el cine japonés (por supuesto Kurosawa Akira, pero también filmes sobre Japón como ‘Cartas desde Iwōjima’, o películas de animación de Studio Ghibli como ‘El viento se levanta’), o en torno al pensamiento de los emprendedores japoneses, la mentalidad del pueblo nipón, o el estado del cristianismo en Japón después de San Francisco Javier.
Sin duda a estos estudiantes tan interesados por la relación entre San Francisco Javier y Japón les desilusionaría saber que, pese a la gran popularidad que ha alcanzado el religioso, en Japón apenas hay un 1 % de cristianos incluyendo a los católicos.

Lo que más me sorprendió fue el comentario de un alumno que dijo que “las novelas japonesas actuales apenas son volúmenes de un centenar de páginas”. En un primer instante pensé que el alumno estaba comparando las obras actuales con las novelas de Ōe Kenzaburō traducidas al español, pero su referencia era la novela Genjimonogatari (siglo XI)… (él era un alumno de ciencias). La razón por la que plantearon estas preguntas fue su interés por conocer el secreto que ha permitido a un país como Japón combinar la modernidad con sus elementos tradicionales, su espíritu y sus artes. Tuve la impresión de que ellos estaban especialmente interesados por el plano psíquico y espiritual”.