Una envoltura “epitelial” para las torres de Belagua

¡AYER FUE EL DÍA DE LOS INOCENTES! Esperamos que os haya gustado la broma, aunque ojalá fuera realidad 😉

img_6305El plan de reforma de las torres de Belagua sigue su curso normal y ya hemos tenido la oportunidad de conocer el proyecto que el prestigioso arquitecto y premio Pritzker Rafael Moneo está trabajando.

Ayer mismo tuvo lugar la presentación de la propuesta ante el comité ejecutivo que coordina los trabajos de mejora de las torres que consiste, como ya se sabe, en un nuevo recubrimiento de los edificios y en dotar de nuevas instalaciones como comedor, habitaciones nuevas y más zonas comunes (salitas, salas de trabajo, de estudio, etc.).

El director general del Colegio Mayor Belagua, Javier Casanova, se mostró especialmente orgulloso de que “un gran arquitecto de la talla de Moneo haya querido involucrarse en esta aventura de introducir a Belagua en la vanguardia arquitectónica de los colegios mayores”. Según Moneo, la idea surgió el día de la inauguración del Museo de la Universidad de Navarra: “al salir del Museo casi me dio un síncope al ver la figura tan estridente de las torres y su arcaico ladrillo amarillo y, dado que acabamos de vivir el Año de la Misericordia, pensé que había que ‘vestir al desnudo’ y liberar al campus de la Universidad de Navarra de tan horrible protuberancia constructiva”. En palabras del director de Torre II, Manuel Tarrío, con esta reforma se pone fin a una histórica discriminación entre sedes: “nuestros colegiales de torre seguirán sin pisar mármol pero pisarán acero corten, que es más chic y vanguardista”.

img_6306

La propuesta arquitectónica envuelve con una fachada acristalada los dos edificios existentes, añadiendo un zócalo compartido con espacios de trabajo y otras dependencias comunes. En la rueda de prensa, el arquitecto tudelano señaló que “el carácter epitelial de la nueva fachada permitirá una disposición de los espacios específicamente inmaterial lo que contribuirá a reforzar el fin fundacional del Mayor: formar ciudadanos comprometidos, críticos, responsables, cultos y con gran sentido de servicio a la sociedad”.
Por su parte, el rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez Tabernero, apuntó que con este nuevo proyecto se refuerza el carácter y apuesta residencial del campus. Además, remarcó, “quedará atrás un largo período de desplazamientos a los comedores universitarios, permitiendo así la liberación del edificio actual concesionado a Tallunce, que se destinará a usos multimedia para la comunidad educativa”. Las Torres, inauguradas en 1968, pasarán a ser una única sede de Belagua y se rebautizarán con el nombre de Torre Ismael Sánchez Bella, en homenaje al que fuera primer Rector de la Universidad de Navarra.